La testosterona es una hormona sexual de tipo esteroide. En hombres, esta neurona se genera en los testículos y es la responsable final de la maduración sexual, el desarrollo muscular, la masa corporal y la resistencia de los huesos; pero también influye de forma significativa en el estado de ánimo, la agresividad, el vello del cuerpo o algunas funciones cognitivas.

Aunque es una hormona sexual, no está solo relacionada con este tipo de funciones. Es una hormona que actúa sobre el cerebro de forma activa, favoreciendo el estado de ánimo del hombre al estar directamente relacionada con la producción de dopamina (un antidepresivo natural), por lo que niveles bajo de testosterona se pueden relacionar con problemas de ansiedad y depresión en adultos. Además, niveles altos de testosterona mejoran la memoria, la capacidad de concentración y la propia capacidad de pensar (la inteligencia), al influir en la producción de acetilcolina, un neurotransmisor de la memoria.

Las Funciones de la testosterona

Las funciones de esta hormona están definidas según la etapa de la vida de cada hombre, desde niño a hombre adulto.

Durante el embarazo, la testosterona se encargará de “decidir” el sexo del bebé y más tarde, de la formación de los órganos reproductivos correspondientes.

En la niñez y adolescencia, se encargará de la maduración incidiendo entre otras cosas en el cambio de tono de la voz del niño, la aparición de vello corporal, crecimiento de huesos y músculos, etc. En esta etapa la producción de testosterona aumento en gran medida.

Por último, en el hombre, esta hormona controla las funciones sexuales tales como el deseo sexual, la producción de espermatozoides y  la erección.

Es muy importante que los hombres sepan los niveles de testosteronas que tienen mediantes análisis de sangre, ya que esta contribuye de forma muy directa al correcto desarrollo y el bienestar en todas las etapas de su vida.

Los valores normales de testosterona en sangre son los siguientes:

  • Testosterona  TOTAL: 270 – 1.070 ng/dL   (9,36 – 37,10 nmol/L). Cantidad de la hormona testosterona total en sangre.
  • Testosterona LIBRE: 90 – 300 pg/mL   (312 – 1.041 pmol/L). Testosterona que tiene actividad sobre los tejidos y órganos del cuerpo.

Síntomas de tener la testosterona alta en hombres

Altos niveles de testosterona puede suponer cambios muy radicales a niveles hormonales, conllevando a malfuncionamiento de órganos como el corazón, el hígado y el sistema reproductivo.

Los principales síntomas de tener la testosterona alta son:

  • Continuos cambios de humor y aumento de la agresividad.
  • Alto riesgo de padecer cáncer de próstata y enfermedades cardiacas.
  • Dificultad para orinar y problemas de próstata.
  • Reducción de la producción de espermatozoides e incluso infertilidad.
  • Aumento del vello corporal en cantidad y grosor.
  • Aumento de la grasa corporal provocando espinillas, acné, grasa acumulada, etc.

Causas de tener la testosterona alta en hombres

Aparte de causas genéticas como siempre, otras causas comunes que pueden indicar niveles de testosterona altos en hombres son:

  • Hipertiroidismo. El hipertiroidismo (tiroides hiperactiva) se produce cuando la glándula tiroides secreta demasiada hormona tiroxina. El hipertiroidismo puede acelerar el metabolismo del cuerpo, lo cual causa una pérdida de peso involuntaria y latidos rápidos o irregulares.
  • Tumores en la glándula adrenal. Glándula pequeña que produce hormonas esteroideas, epinefrina y norepinefrina. Estas hormonas ayudan a controlar los latidos del corazón, la presión arterial y otras funciones importantes del cuerpo. Hay dos glándulas adrenales, cada una ubicada sobre cada riñón. También se llama glándula suprarrenal.
  • Pubertad precoz y descontrolada.
  • Consumo excesivo de esteroides, tabaco o alcohol.
  • Algunas vacunas inoculadas.

Como trata la testosterona alta en hombres

La mejor forma siempre es la prevención. Algunos consejos útiles son los siguientes:

  • Mantener siempre un peso adecuado y una dieta saludable.
  • Practicar deporte con regularidad.
  • No consumir tabaco, alcohol, cafeína o esteroides.
  • Tratar de dormir bien, al menos 7 horas diarias.
  • Evitar en la medida de lo posible situación de estrés y ansiedad.

La idea de presentar niveles altos de testosterona se ha vinculado con el aumento de desarrollar cualquier tipo de enfermedad, estando relacionados, sobre todo, con el desarrollo de tumores cancerígenos. A muchos hombres les preocupa este tema, pero, ¿realmente existe una relación entre los niveles de testosterona y el desarrollo del cáncer de próstata? 

Algunos estudios recientes afirman que no existe ninguna relación entre los niveles medios de testosterona y el cáncer de próstata sino, todo lo contrario. Puede incluso llegar a ser beneficioso. De todas formas, lo más importante siempre es prevenir, siguiendo nuestros consejos y visitando a tu urólogo a partir de los 50 años de edad.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.