Saltar al contenido

Plan semanal para una dieta mediterránea saludable

  • por

La salud es lo más importante que tenemos. Con una vida saludable todo lo demás a nuestro alrededor cambia también de forma positiva: nuestro sueño, nuestra actitud en el trabajo, la relación con nuestra pareja, etc. En este post queremos mostrarte un menú basado en una dieta mediterránea semanal, una dieta que puede significar un cambio notable en tu vida. ¡¡Vamos a ello!!

Como muchos de nuestros lectores conocen, la dieta mediterránea nació de las diferentes culturas y civilizaciones que se desarrollaron en torno al Mar Mediterráneo. Es verdad que cada páis de la cuenca mediterránea se ha decantado más por unos alimentos y otros, pero siempre se han compartido unos rasgos comunes.

La gastronomía mediterránea se caracteríza por el uso del aceite de oliva como principal fuente de grasa vegetal, junto con verduras, frutas de temporada, cereales, frutos secos y legumnbres. El uso de pescados y mariscos es moderado y la ingesta de carne y alcohol muy limitada, de ahí el secreto de sus beneficios.

Este estilo de vida culinario ha despertado el interés de muchos especialistas de la alimentación, demostrándose sus beneficios en la prevención de enfermedades y patologías, como la obesidad, la diabetes o enfermedades neurodegenerativas.

Además, si esto lo mezclamos con una vida activa, la combinación es sencillamente espectacular. No hace falta realizar maratones o pasar horas en el gimnasio. Si quieres realizar deporte, pero no eres de correr largas distancias, siempre puedes apuntare al power walking.

Esta disciplina deportiva, también conocida como fitwalking, fastwaking o speed walking, se ha popularizado poco a poco en todo el mundo. Es apta para todas las edades y para todos los bolsillos, ya que no requiere de equipación especializada.

Este deporte consiste básicamente en andas a un ritmo rápido y constante, sin correr ni trotar, solo mantenimiento un ritmo algo de paso durante un tiempo prolongado. Es una opción deportiva ideal para aquellas personas que se quieren iniciar en la práctica deportiva o que han sufrido una lesión y no pueden practicar modalidades deportivas más exigentes.

¿Qué alimentos debemos introducir en nuestra dieta mediterránea semanal?

Como en todas las dietas, no existe una única tendencia, y los alimentos dependerán de la estación del año y del país en concreto en el que nos encontremos. Sin embargho, las características comunes a cualquier gastronomía son los siguientes:

  • Reducir la ingesta de grasas saturadas como las carnes rojas, la mantequilla o la leche.
  • Aumentar el consumo de las grasas monoinsaturadas, como el aciete de oliva del que hemos hablado previamente.
  • Optimizar la ingesta de ácidos grasos omega 6 y 3.
  • Aumentar el consumo de antioxidantes que encontramos en frutas, verduras, especies y las hierbas aromáticas.
  • Aumentar el consumo de fibra que encontramos en verduras, cereales, fruos secos y legumbres.

¿Qué alimentos tomar a la semana?

  • Frutas: diariamente. Manzanas, plátanos, peras, naranjas, melón, higos, dátiles,…
  • Verduras: diariamente. Tomate, col, batata, pepino, cebollas, nabos, patatas,..
  • Aceite de oliva: diariamente.
  • Cereales integrales: 3 veces a la semana.
  • Legumbres: 2 veces a la semana.Lentejas, garbanzos, judías,…
  • Lácteos: ocasionalmente. Yogur y queso.
  • Huevos: un máximo de 4 a la semana.
  • Pescados y mariscos: de 2 a 4 veces por semana. Sardinas, trucha, atún, cangrejos, mejillones, salmón, camarones, caballa,…
  • Aves: de 2 a 4 veces por semana.Pollo, pavo y pato.
  • Carnes rojas: un máximo de una vez poir semana.
  • Vino: una copa al día como mucho.
  • Especies: habitualmente. Evitar la sal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.