Las toxinas botulínicas cada día han tenido más importancia y relevancia entre los tratamientos estéticos que se ofrecen en los distintos centros. Sin embargo, es importante tomar en cuenta cuáles son los errores principales que se deben evitar al utilizar botox antes y después, en función de sacarle el mayor provecho a este procedimiento y que sus efectos sean duraderos.

Es fundamental mencionar, que el Botox no solo se aprovecha en la medicina estética para difuminar las líneas de expresión, sino que además tiene su uso con fines médicos. Por lo tanto, su aplicación se ejecuta con la intención de ayudar a pacientes con enfermedades neurológicas. De acuerdo a eso con el objetivo de que sus resultados se extiendan lo más posible en el tiempo, conoceremos que debemos evitar:

1. Acudir a centros no especializados o sin permisos

Antes de aplicar el Botox en nuestro cuerpo es de suma importancia, que se verifiquen o consulten los permisos sanitarios del centro de estética. Recordemos que estamos poniendo en manos de desconocidos nuestro cuerpo, lo ideal es por lo menos estar seguros de que sean profesionales en su área y que los entes correspondientes los certifiquen.

Si bien sabemos, hay mucha gente en este campo, que sin ser especialistas ni conocer los riesgos de los procedimientos, ofrecen estos servicios, sobre todo aquellos que son inyectables. En este sentido, el consejo siempre será, que antes de someterse a un tratamiento de esta magnitud, nos informemos y solicitemos los permisos del centro especialista en medicina estética, e incluso si se desea las credenciales del profesional que lo ejecutará.

2. Ignorar y aplicar tratamientos no aptos a la edad

Si bien sabemos, el Botox enfoca sus funciones de acuerdo a la edad, es decir, se puede utilizar de forma preventiva para evitar los signos de envejecimiento prematuro, para difuminar y en algunos casos hasta eliminar las arrugas. Sin embargo, todo dependerá del momento en el que se apliquen estas toxinas.

Lo que se sugiere antes de someterse a dicho tratamiento, es consultarle al profesional si está en un buen momento para aplicarlo, si debe esperar o en su defecto si es mejor llevar a cabo otro que realmente nos ofrezca los resultados que estamos buscando. Esto se debe  a que a partir de cierta edad aparecen otros problemas de envejecimiento a los que está toxina botulínica no les generará ningún efecto. Como el descolgamiento, la pérdida de elastina, y el debilitamiento de la musculatura.

3. No respetar los cuidados post – tratamientos

Es cierto que después de aplicar este tratamiento no se debe guardar un reposo estricto. Sin embargo, hay precauciones y cuidados necesarios para que los resultados sean positivos y duraderos. Por lo tanto, es importante respetar que en las primeras cinco horas posteriores no se deben tocar las zonas involucradas, ni ejercer presión, ya que esto podría causar que se mueva y tocar otras áreas. Otra recomendación que se debe cumplir es no hacer ejercicios ni actividades deportivas por lo menos en las primeras 24 horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *