Para los deportistas profesionales o amateur tener una lesión se traduce en detener el ritmo de los entrenamientos. Para que esto no ocurra, suelen estar en contacto con las mejores técnicas y herramientas que ayudan a acortar los tiempos de inactividad. En este sentido, las ondas de choque se presentan como una excelente opción.

Esto se debe a la energía que se transmite mediante las ondas de choque, las cuales incrementan la regeneración y mejoran los procesos reparativos de músculos, tendones y otros tejidos blandos.

¿Cómo funcionan las ondas de choque en la rehabilitación deportiva?

La terapia de onda de choque es un tratamiento no invasivo, que se basa en ondas acústicas de mucha fuerza. Estos se dirigen a las zonas dolorosas y a los tejidos musculoesqueléticos en condiciones subagudas, sub crónicas y crónicas.

ondas de choque malaga

De acuerdo a la lesión, esta técnica se puede aplicar en dos modalidades. Las ondas de choque focales se aplican en puntos profundos y específicos. Es decir, lesiones que se encuentren máximo a 12 centímetros de profundidad.

Mientras que las ondas de choque radiales, que como su nombre lo indica, abarcan un espacio amplio y no tan profundo. Es este tipo de energía la que se utiliza en la fisioterapia deportiva para tratar inflamaciones o lesiones.

¿Qué patologías se pueden tratar con ondas de choque para deportistas?

Las ondas de choque radiales se pueden aplicar como parte del tratamiento de las patologías más comunes en deportistas, como:

1. Codo de tenista

La epicondilitis lateral más conocida como lesión del codo de tenista, se trata de una inflamación dolorosa ubicada en los tendones que unifican los músculos del antebrazo con el codo.

El tratamiento para esta lesión es lento y mantiene a los raquetistas fuera de las canchas por varias temporadas. Sin embargo, con las técnicas de ondas de choque acelera la recuperación. Además, los expertos indican que con un máximo de cinco sesiones el 70% de los pacientes se recuperan totalmente.

2. Rodilla de saltador

La temida lesión del tendón rotuliano ha acabado con la carrera deportiva de muchos atletas, debido a que se trata de una inflamación en ese tendón, lo que provoca déficit funcional, dolor y sensibilidad.

La mayoría de los deportistas buscan la cirugía como alternativa y la recuperación puede ser entre cuatro a seis semanas. Sin embargo, con la innovadora terapia de onda de choque el tratamiento es más simple y rápido, ya que en las primeras sesiones el paciente comenzará a sentir mejoría.

3. Espolón calcáreo

Está inflamación o cicatrización conocida como fascitis plantar, se caracteriza por presentar dolor en la planta del pie. Esta condición afecta a corredores y a deportistas que practican disciplinas que impliquen correr. En este tratamiento, las ondas acústicas producen una rápida recuperación de la fascia plantar, debido a que su interferencia devuelve el equilibrio en tejidos y tendones.

4. Síndrome de estrés medial de la tibia

Común en futbolistas, senderistas, escaladores y demás disciplinas que impliquen patear, caminar o correr en terrenos con relieves irregulares. Este síndrome se caracteriza por provocar dolor e inflamación en las espinillas de las piernas.

El tratamiento con ondas de choque para esta molesta patología, se basa en introducir la energía hasta desinflamar los tejidos y músculos.

5. Calcificaciones del tendón supraespinoso

Se trata del depósito de una especie de capa calcificada en las fibras tendinosas de la zona de inserción del tendón. Este exceso es promovido por los movimientos repetitivos con el brazo en abducción flexión o con el codo elevado.

La energía emitida por las ondas de choque destruye estas calificaciones en los tendones y los resultados se pueden obtener a mediano plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *