Micropigmentación como métido de maquillaje permanente

¿Has pensado alguna vez en el tiempo dedicado diariamente a maquillarse, tratando de que el diseño de tus cejas, ojos o labios sea simétrico y perfecto? ¿Te gustaría disimular una cicatriz, una zona despigmentada o resaltar una parte de tus rasgos?

Quizás podrías beneficiarte de la técnica de la micropigmentación de cejas, también llamado maquillaje permanente.

Micropigmentación de cejas

La micropigmentación es un método sencillo y para mantener tus cejas, ojos y labios bien definidos y maquillados.

La micropigmentación se realiza con la aplicación de pigmentos minerales e hipoalergénicos a nivel epidérmico, que en una semana se aclaran, dejando una apariencia más natural que durará años. Eso sí, el color se va desvaneciendo gradualmente.

La micropigmentación no es un lujo, sino una necesidad para la vida moderna. Esta técnica no sólo se usa para embellecer, que también, sino que se usa para corregir problemas graves de imagen en algunas personas como podrían ser las cejas inexistentes o poco pobladas, parpados caídos, ojos poco expresivos, poca pestaña, labios pequeños, asimétricos, descoloridos y con falta de vida, comisura labial caída, etc.

Es un proceso normalmente indoloro, ya que al inicio se adormece el área que va a ser pigmentada. La sesión de la micropigmentación varía entre 45 minutos y una hora, por cada área del rostro.

Las áreas más tratadas con la micropigmentación son:

  • Cejas
  • Párpados superiores
  • Párpados inferiores
  • Labios

Es importante proporcionar diseños diferentes y exclusivos para cada persona, tomando en cuenta las características personales. Antes de realizar el maquillaje permanente, se practica una simulación con maquillaje temporal, para evaluar el diseño a elegir.

Ventajas de la micropigmentación