Trucos para ahorrar tiempo en la cocina

Cómo cortar decenas de tomates cherry en 5 segundos

Muy sencillo, ponga los pequeños tomates en un plato llano y tápelos con otro. Después deslice un cuchillo largo, preferentemente de sierra, de forma horizontal entre los dos platos. Cortará todos los tomates por la mitad de forma perfecta en una sola pasada.

 

Cómo separar la yema de la clara

Cuando hay que separar las yemas de las claras de los huevos la tarea se convierte en algo estresante, que nos roba mucho tiempo. Incluso en algunos casos es condición sine qua non que no se mezclen en ningún caso la yema y la clara.

La solución clásica es siempre hacer pasar una y otra vez la yema de una cáscara a otra, siempre a punto de quedarse enganchada en el filo de esta, y de hecho… quedándose más de una en el camino.

El truco que proponemos es el siguiente:

  • Casque uno o varios huevos en un plato, no importa que sean varios.
  • Consiga una botella de plástico vacía, preferentemente pequeña, y quítele el tapón.
  • Dirija el cuello de la botella hacia la primera yema que desea separar y a modo de ventosa, apriete el cuello de la botella contra la yema. La botella aspirará la yema hacia el interior de la botella sin peligro de que se rompa.
  • Puede llenar la botella con varias yemas a la vez, ahorrando mucho tiempo.
  • Por último las puedes ir depositando en otro plato limpio… ¡Listo!

 

Mangos , aguacates, kiwis: el método definitivo para pelarlos correctamente

A estas alturas está claro que te gusta la cocina, así que tienes que saber lo difícil que es pelar estas frutas, por lo blanditas que son. Si utilizas un cuchillo de cocina, lo habitual es que la piel se acabe rompiendo, y con un pelador tampoco resulta nada efectivo.

La técnica que te proponemos es la siguiente:

  • Parta el fruto a pelar por la mitad.
  • Saque un vaso de grande.
  • Coloque el extremo del mango, aguacate o kiwi en el borde del vaso con la carne hacia el interior y la piel fuera.
  • Enganche la fruta en el borde, de forma que la carne se vaya separando.
  • El borde del vaso se amolda de forma natural a la fruta, por lo que podrá despegar la carne más pegada a la piel sin desperdiciar ni una pizca.

 

Cortar una tarta para que se conserve varios días

Siempre que llega a nosotros una tarta redonda, hacemos los mismo. La cortamos en cuñas para servirlas a los invitados, lo que supone varios problemas:

  • Si la tarta es muy gruesa, los trozos son inestables. Nunca sabemos si es mejor servirlos de pie o tumbados.
  • Si la tarta no se termina en el día, la parte interior que queda en contacto con el aire se secará y estará dura al día siguiente.

¿Qué podemos hacer entonces? ¡Cortar las raciones en diámetro! Así es.

  • Corte la tarta en dos por la parte de arriba.
  • Realiza un segundo corte transversal, en paralelo al primero, con unos centímetros de separación. El primer gran trozo de la tarta sale justo del centro.
  • Sírvalo en varias raciones según el apetito que tengan los invitados.
  • Junte las dos mitades, consiguiendo un conjunto homogéneo.
  • Vuelva a partir la tarta en dos, en perpendicular al primer corte.
  • Realice un segundo corte paralelo a este para hacer más trozos como antes.
  • Sirva las raciones y junte las dos mitades de la tarta otra vez.
  • Y así sucesivamente…

En cada fase irá obteniendo una tarta cada vez más pequeña, pero manteniendo el interior protegido del aire, por lo que se conservará fresco más tiempo.

Este método para cortar tartas fue inventado por el matemático Francis Galton hace más de cien.

 

 Pelar el plátano en la dirección correcta; haga como los simios

pelar correctamente un plátanoA todos nos han enseñado de niños a abrir los plátanos por el tallo, la parte que está unido al racimo más larga.

Muchas veces sin embargo tenemos que apretar el plátano para abrir una rajita en el lateral, que a veces queda aplastado por la presión y hay que introducir entonces la uña, algo que es imposible hacer con una sola mano, por ejemplo.

Si alguna vez ha visto a un mono comerse un plátano, habrá observado que lo sujeta de otra forma, con una sola mano, abriéndolo sin problemas.

Para hacer correctamente:

  • Sujete el plátano al revés (o de lo que entendemos como revés).
  • Arranque el extremo negro, que no pensábamos comernos.
  • El plátano se abrirá con mucha más facilidad.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *