En la medicina estética existen diferentes tratamientos que favorecen a la producción del colágeno, una sustancia natural y elemental para mantener la piel joven y brillante. Tal es el caso del procedimiento conocido como hilos tensores, el cual está destinado para rejuvenecer sobre todo el área facial, en función de recuperar la tonicidad muscular y la elasticidad de la piel.

¿Qué se conoce como hilos tensores?

El procedimiento estético denominado como hilos tensores, es aquel caracterizado por tener los efectos de un lifting facial sin cirugía. Se ejecuta a través de la aplicación de unos filamentos compatibles con el organismo humano, es decir, que no serán rechazados por el cuerpo. Estos se introducen en la dermis del rostro mediante una sonda muy fina, que no genera cortes, lo que significa que tampoco quedarán cicatrices en el área.

Es importante mencionar, que existen hilos tensores de diversos materiales, se consiguen unos hechos de propileno, y otros de dioxanona. Sin embargo, con ambos se consiguen eliminar las arrugas y la flacidez, a su vez, de levantar las cejas o aquellas áreas del rostro que sean necesarias de una manera natural. 

¿En qué puede ayudar el procedimiento estético con hilos tensores?

El cuidado del principal órgano que tenemos, que es la piel, siempre debe ser prioritario, sobre todo cuando se trata del rostro que es nuestra carta de presentación. Por eso cuando se requiere realizar este procedimiento estético de hilos tensores, el área facial se ve beneficiada de las siguientes formas: 

  • Disimula las arrugas del contorno de los ojos, a su vez, difumina aquellas que se encuentran en la frente.
  • Eleva y mantiene las mejillas y las cejas.
  • Reafirma las partes del cuello y del contorno facial.
  • Aporta simetría a la cara, causando un efecto visual de firmeza

Es preciso decir, que si bien la zona que más se observa beneficiada de estos hilos tensores es la del rostro, incluidos los pómulos, la papada, el cuello y la mandíbula. No obstante, no es la única, el área del escote, los brazos, el abdomen, los glúteos y las piernas, también podrían ganar firmeza.

3 factores importantes al efectuar el tratamiento con hilos tensores

Al pasar los años es común que la piel esté flácida y que pierda un poco de firmeza, por eso es recurrente las consultas en centros de estéticas de aquellas personas que desean darle solución a este problema. De acuerdo a eso muchos buscan de realizarse el procedimiento con hilos tensores, ya que este es considerado uno de los más recientes métodos efectivos gracias a sus siguientes aportes:

  • Sin riesgo de rechazo: los hilos tensores son catalogados como un estimulante natural, por eso no existe posibilidad de rechazo al ejecutarse este tratamiento, incluso no provoca reacciones alérgicas.
  • Recuperación inmediata: significa que no es necesario guardar ningún tipo de reposo ni ausentarse de las actividades laborales al someterse a este procedimiento estético.
  • Resultados naturales: esta es una de las principales características que hacen tan efectivo este tratamiento. Esto se debe a que gracias a la producción de colágeno que se fomenta con los hilos tensores, se recupera fácilmente el grosor como la tersura de la piel​.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *