¿Cuál es la diferencia entre alimentos ECO, bio y orgánicos?

Mucho creen que este tipo de alimentos son más sanos y sostenibles, pero otros muchos cuestionan estos argumentos recordando que no hay estudios formales que lo afirmen con seguridad. Eso si, lo que sabemos con certeza es que son más caros y tienen un sello de certificación muy grande.

De lo que no hay duda alguna es de que su consumo está de moda y cada vez más gente apuesta por estos alimentos para completar en su cesta de la compra. Se ha convertido en un negocio creciente a nivel mundial, aunque en nuestro país el consumo sigue aún muy por debajo de la media de países vecinos de Europa, sin embargo, cuando hablamos de agricultura ecológica, España está a la cabez del continente en producción.

¿Qué significa realmente que un producto sea ecológico, y qué diferencias hay entre ecológico, bio y orgánico?

 

Que un producto sea ecológico significa que se ha elaborado según la normativa europea para este tipo de productos. Significa básicamente que no se permite el uso de pesticidas ni fertilizantes químicos, ni tampoco transgénicos.

¿Puede ser un producto ecológico de invernadero? Por supuesto. De hecho, la provincia de Almería se ha convertido recientemente en  una zona puntera en producción ecológica bajo plásticos a nivel Europeo.

En el caso de los productos de alimentación, el sello de la Unión Europea identifica a los productos ecológicos certificados y que han pasado los controles pertinentes.

Es decir, los tomates de la huerta de al lado encima de la terraza podrían ser ecológicos, pero si nuestro vecino quiere venderlos como tal, tendrá que pasar por este proceso de certificación europeo. Que estén más o menos buenos será otro asunto ya es otro tema que, por otra parte, también suele generar muchas discusiones.

Pero el lío padre está asegurado cuando entran en juego las dos denominaciones que realmente son sinónimos de “ecológico” y se usan de forma indiferente según el idioma y el país donde estemos: “bio” y “orgánico” (que en realidad es una mala traducción de “organic”) significan exactamente lo mismo “ecológico” y en caso de serlo, llevarán el pertinente sello identificativo de la UE.

Ahora, si algo abunda en estos productos son los sellos. Nos encantan los sellos.

  • El sello de agricultura ecológica lo concede cada comunidad en nuestro país, es decir, 17 sellos distintos.
  • En otros países tenemos sus sellos propios, por lo que la confusión está asegurada, pues podemos ver en una tienda productos alemanes “bio” y franceses “agricultura biológica”, siendo exactamente lo mismo.

 

Pero vaya, te parece que aún no tenemos suficiente lío. Pues agárrate: “bio” suele entenderse como productos que no han sido modificados de forma genética, pero también existe una certificación “non GMO” que emiten determinadas organizaciones privadas.

productos bio y ecologicos

¿Un producto que sea no transgénico es necesariamente ecológico? Pues no.
¿Uno ecológico está libre de transgénicos?
Ahora mismo, sí, aunque hay debate entre los productores sobre si debemos mantener esta normativa.

Con lo que llamamos “orgánico” pasa exactamente lo contrario. En tal caso, se entiende que se trata de producciones libres de pesticidas y químicos, pero podrían usarse sin problemas semillas transgénicas. Eso si, no pueden acceder a la certificación ecológica, al no cumplir todos los requisitos indispensables.

¿Te ha quedado algo más claro dentro de lo confuso que es todo el asunto? En cualquier caso, compres o no compres productos ecológicos, siempre que puedas, que sea de temporada y de proximidad, es muy más importante que todo lo demás, asegurando su frescura y el negocio local.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *