En Europa, las vacunas salvan cada año 20.000 vidas humanas

El comisario europeo de Salud: “Todavía hay que rememorar a la población lo esencial que es vacunarse”

La salud es un tema de ciencia y no de creencia, pese a la repercusión de los movimientos antivacunas, transformados ya en una preocupación de carácter global. A fines del pasado año, la OMS abordó este inconveniente en un informe donde denunciaba los bajos niveles de acceso a vacunas en ciertas zonas, por faltas en los programas de salud o bien por la presencia de estos movimientos.

A lo largo del encuentro ‘Sanidad Futura‘, organizado este viernes por el área de Salud de Unidad Editorial bajo las cabeceras ‘Correo Farmacéutico‘ y ‘Diario Médico‘, el comisario de Salud y Seguridad Alimenticia de la Comisión Europea, Vytenis Andriukaitis, ha analizado esta situación al lado de otros temas de máxima relevancia en materia sanitaria en la UE.

Sobre las vacunas, Andriukaitis ha señalado la relevancia de la coordinación entre países mencionando a los resultados: “En toda Europa vemos como el programa de vacunación está marchando, estamos eludiendo más de veinte muertes de año en año. Por poner un ejemplo, ya no tenemos la polio“. 

El comisario asimismo ha subrayado que es “uno de los métodos más asequibles y efectivos de salud. Solo vamos a poder lograr la inmunidad si estamos todos vacunados“. De igual modo, ha incidido en la relevancia de la tarea de sensibilización y divulgación social: “Debemos proseguir mentalizando de que las vacunas son eficaces y recordando a la población lo esencial que es vacunarse“.

Otro de los temas que ha analizado Andriukaitis ha sido la preocupación por el hipótetico desabastecimiento de medicamentos producido por la salida de R. Unido de la UE. Se ha mostrado rotundo: “Europa tiene un plan A, B y C. Estamos preparados”. El comisario ha asegurado que tienen diferentes planes de contingencia: “No hablamos del cambio climático, donde no hay una posibilidad de plan B puesto que no tenemos otro planeta. Cuando charlamos de Brexit, el trabajo de la Comisión Europea está hecho”.

Una red de historiales médicos

El intercambio de datos y también historiales entre los países de la Unión ha sido otro de los desafíos de la Comisión Europea a los que se ha referido Andriukaitis. Un total de veintidos Estados miembros, entre ellos España, se han comprometido a hacer realidad el acceso entre países a historiales resumidos de los pacientes y de recetas médicas de a acá a fines de dos mil veintiuno. El acceso a recetas electrónicas es ya posible en países como Finlandia y Estonia, donde dependiendo del sitio de acceso, la prescripción aparecerá en uno o bien otro idioma. 

Esta es una de las claves de la iniciativa, la traducción simultánea al idioma de la zona de los historiales y las recetas electrónicas, a fin eludir reiteración de pruebas superfluas y prosperar el tratamiento para el paciente.

También, el comisario ha señalado la relevancia de los tratamientos contra las enfermedades raras: “Deberíamos colaborar para poder ofrecer a los pacientes un tratamiento concreto que no está libre en sus países de origen, mas sí en otro de la Unión“.

La meta es poder ofrecer un tratamiento médico universal por medio de la colaboración. “Esto no consiste en subsidios, se trata de los pacientes y su acceso a la tecnología y a un tratamiento renovador“, ha afirmado en la jornada, que ha contado con la cooperación de Ernst & Young (EY), Cofares, Janssen, MSD y Pfizer. La directiva de Diaro Médico y Correo Farmacéutico, Carmen Fernández, acompañada de Nicola Speroni, directivo general de Unidad Editorial, ha sido la responsable de percibir a los convidados, entre aquéllos que se hallaba el consejero de Salud del Gobierno vasco, Jon Darpón. 

En nuestros días, esta red europea cuenta con la cooperación de trescientos centros de salud europeos y novecientos unidades dedicadas a diferentes nosologías.

Uno de los grandes desafíos de esta colaboración y la forma de generalizar el ‘Big Data’ entre los veintisiete es la “dificultad legal y logística“. Primeramente, se debe tener el permiso del paciente para utilizar sus datos. Además de esto, en palabras del comisario: “Los Estados miembros tienen reservas en el momento de compartir los datos. Les solicito que sean más flexibles para facilitar el progreso“.

Andriukaitis asimismo ha tratado el tema del coste de los nuevos medicamentos. El comisario reconoce que el inconveniente de acceso es más complejo que solo charlar del costo y solicita “manejar nuevos instrumentos y asegurar la transparencia en mecanismos de incentivos”.

Charlamos mucho con la Agencia Europea del Fármaco (EMA) para promover la cooperación con los países, mas asimismo depende de ellos. La colaboración entre Estados es algo enclenque en torno a los temas de aprobaciones, costos y financiación“, ha subrayado Andriukaitis.

Finalmente, el comisario se ha referido al sistema de verificación (con un código datamatrix) y la falsificación de fármacos, por el que los titulares de comercialización se transforman en los responsables de que los envases salgan con el identificador único y el dispositivo antimanipulación: “Es inamovible la postura de cumplir con el pasado nueve de febrero; debe terminar la discusión, podemos ser flexibles, mas hay que aceptar el plazo. Los pacientes están de nuestro lado“.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *